Denominación de Origen La Mancha

La Denominación de Origen La Mancha se otorgó oficialmente en 1932, reconociendo la calidad distintiva de la gran zona vitivinícola que abarca las provincias de Toledo, Ciudad Real, Albacete y Cuenca. Aunque la uva se ha cultivado desde tiempos de los romanos, el vino de La Mancha adquirió su prestigio durante los siglos XVI y XVII, cuando abasteció a los sedientos miembros de la Corte de Madrid. Son sonadas las referencias en El Quijote al vino de La Mancha, reforzando así su valor de producto único.

La Mancha posee un total de nueve Denominaciones de Origen reconocidas en vinos distintas, contando con: Denominación Origen Ribera del Júcar, Denominación Origen La Mancha, Denominación Origen Manchuela, Denominación Origen Valdepeñas, Denominación Origen Almansa, Denominación de Origen Méntrida, Denominación de Origen Uclés, Denominación Origen Jumilla y Denominación Origen Mondéjar.